Envíos gratis a partir de 40€

Cuidado capilar con cannabis

Cuida tu salud capilar con la nueva gama de The Beemine Lab a base de derivados del cannabis y la miel. Producidos en España con ingredientes naturales, sin sulfatos, siliconas, parabenos ni pesticidas y libres de crueldad animal. Diseñados para calmar, fortalecer, reparar, nutrir el cuero cabelludo y estar naturalmente cerca de la raíz del problema.

Leer más
champú de cannabis antipicor

Champú dermo-calmante con Cannabis

21,90 Iva incluido

200ml (6,7 fl OZ.)

Beneficios y propiedades del Cannabis para el pelo

Si limpiamos, hidratamos y mimamos nuestra piel, ¿por qué no hacerlo también con nuestro cuero cabelludo?

La línea capilar con cannabis está especialmente formulada para cueros cabelludos sensibles, los cuales se caracterizan por sufrir: 

En gran medida, estos problemas se deben al uso de productos que no se adecúan a las necesidades de tu cuero cabelludo y que tienen ingredientes que no aportan nada más que una limpieza y brillo superficial. 

Las tres claves para mantener una óptima salud capilar son la limpieza, hidratación y fortalecimiento. Gracias a los ingredientes activos de la línea capilar se consiguen tres beneficios fundamentales: 

  1. Purificar e hidratar el cuero cabelludo en profundidad. Su fórmula mantiene el pelo fresco y limpio. Previene la pérdida de hidratación, al no retirar los aceites beneficiosos que tenemos en el cuero cabelludo 
  2. Calmar el picor y la irritación. Las propiedades antimicrobianas reducen la descamación de la piel y la caspa, ya que en la mayoría de los casos, se producen por la proliferación de bacterias y microbios.
  3. Fortalecer la raíz del cabello. Favorece la reparación de los folículos pilosos y mejora la salud de nuestro cuero cabelludo, haciendo que tenga mejor apariencia, más densidad, brillo, movimiento y flexibilidad. Además, mejora el crecimiento y previene la caída.

Por tanto, ayuda a que nuestro pelo permanezca limpio y saludable durante más tiempo,  fortalece y repara la raíz disminuyendo la caída del cabello. 

Cómo seguir una buena rutina capilar

Una óptima rutina capilar empieza por la elección de un buen champú para el lavado, sin olvidar las fases de secado y peinado.

En el momento de escogerlo, debes evitar ciertos ingredientes, como los sulfatos, siliconas o parabenos, especialmente si tienes el cuero cabelludo sensible, ya que estos pueden provocar sequedad e irritación. 

En esta fase de lavado, asegúrate de mojar bien todo el pelo, de raíces a puntas. 

Es hora de probar el nuevo Champú dermo-calmante. Utiliza el tamaño de una nuez (lo que equivaldría a unos 4 bombeos) y aplícalo únicamente en el cuero cabelludo, pues es ahí donde se acumula la suciedad. Si se aplicase de medios a puntas, resecaría la fibra capilar.

La frecuencia aconsejable de lavado dependerá de tu tipo de cabello, pero atención, deberás observar las necesidades de tu pelo y lavarlo cuando mejor le convenga.

Pasando a la fase de secado, es fundamental no frotar el pelo con la toalla si no quieres dañarlo. En su lugar, presiona el cabello. Si es con toalla de microfibra, ayudarás a evitar el frizz y el daño.  

Como consejo general, evita usar calor en la medida de lo posible, pero si tienes que hacerlo, primero deja secarlo ligeramente al aire libre para reducir la exposición al calor. 

Por último, la fase de peinado dependerá del tipo de pelo, bien sea rizado o liso, necesitará una rutina específica. 

Para cabello rizado, se trabajará mechón a mechón con la melena aún mojada junto con tu crema definidora de confianza haciendo la técnica de scrunch

En cambio, el cabello liso se trabajará con el pelo seco utilizando un cepillo de púas anchas. La técnica a seguir es empezar por las puntas, subir a medios y terminar en la raíz. De esta forma, evitarás tirones y debilitar el pelo. 

Puedes leer más consejos sobre cómo lavar, secar y peinar tu cabello en este artículo.

Trustpilot
Únete a nuestra newsletter y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Tu carrito
Your cart is emptyReturn to Shop