¡Descubre el Aceite de Noche! Zzz… Envíos Gratis en pedidos superiores a 40€

0 0,00

CBD y Resaca: claves para calmar los síntomas

Hablar de resaca es sinónimo de hablar de excesos. El CBD podría ayudarnos para algunos síntomas de la resaca, especialmente para las náuseas,  pero también para mejorar nuestra calidad del sueño y poder descansar mejor.

CBD y Resaca: claves para calmar los síntomas
Tardarás en leer este post tan solo 10 min

Si tuviéramos que darle una definición sería: todos esos signos y síntomas asociados al consumo de bebidas alcohólicas en exceso, siempre que no se llegue al coma etílico o la muerte. Esta situación insalubre es el pan de cada fin de semana para muchos jóvenes (y no tan jóvenes), y es que el consumo de alcohol ha aumentado de manera notable durante las últimas décadas. Esto ha dado lugar a muchas investigaciones sobre los mecanismos fisiopatológicos que producen la toxicidad del alcohol, además de los efectos del consumo crónico y el síndrome de abstinencia. A pesar de todas estas investigaciones, poco se ha escrutado realmente sobre la resaca, guayabo o como se le conoce a nivel médico veisalgia (del noruego kveis, intranquilidad después de una bacanal y del griego algia, dolor)(1).

  • La resaca se produce directamente por el alcohol que contienen algunas bebidas, pero hay otros componentes en estas que pueden contribuir a empeorar los síntomas. Estos componentes, conocidos como congéneres son sustancias que contribuyen al olor y al sabor de las bebidas alcohólicas y se suelen encontrar en mayores cantidades en bebidas alcohólicas oscuras como el whisky americano (bourbon). Entre estos congéneres encontramos aldehídos, ésteres, alcoholes superiores y ácidos. Además podemos encontrar congéneres en el vino, destacando los sulfitos que se usan como conservantes y pueden producir dolor de cabeza en algunas personas sensibles a estos (2).CBD y resaca
  • Deshidratación: el alcohol inhibe la liberación de vasopresina, una hormona producida por el cerebro que envía señales a los riñones para que retengan líquidos. Como consecuencia, el alcohol aumenta la frecuencia para orinar y la pérdida excesiva de líquidos. La deshidratación leve resultante probablemente contribuye a los síntomas de resaca como sed, cansancio y dolor de cabeza (2).
  • Hipoglucemia: cuando bebemos alcohol el hígado necesita metabolizar para que pueda ser eliminado. Este proceso hace que el hígado deje de liberar glucosa, dando como resultado una disminución de los niveles de azúcar en sangre (hipoglucemia). Los síntomas asociados son sudoración, hambre, irritabilidad y cansancio o debilidad (3).  
  • Interrupción del sueño: aunque las persona puedan dormirse como facilidad después de consumir alcohol, este sueño es de poca calidad y no llegan a la fase REM. Esto provoca un sueño no reparador y poco profundo, lo que hace que se despierten antes con cansancio (2).
  • Irritación gastrointestinal: el alcohol irrita directamente el revestimiento del estómago y aumenta la liberación de ácido, lo que puede provocar náusea y malestar estomacal (2).
  • Toxicidad por acetaldehído: el alcohol se metaboliza en el hígado y el estómago por una enzima llamada alcohol deshidrogenasa. Esta enzima convierte el alcohol en acetaldehído, un subproducto tóxico y de corta duración que contribuye a la inflamación generalizada del organismo (2). 
  • Abstinencia leve: después de un consumo agudo de alcohol, se puede generar cierta dependencia lo que daría a lugar a un pequeño síndrome de abstinencia. Esto produciría ansiedad e inquietud, ya que se anhela el efecto del alcohol (2). 

¿Puede el CBD ofrecer alguna ayuda para las náuseas?

El  vómito o emesis es la evacuación violenta y espasmódica del contenido gástrico a través de la boca. Esta respuesta del cuerpo es una mecanismo natural frente a algún organismo o situación de malestar que el ser humano quiere expulsar de su organismo. La sensación que se tiene justo antes (pródromo) de vomitar se llama náusea, el cual puede anteceder a la emesis o puede aparecer de forma aislada. En este caso el alcohol podría activar la llamada zona de gatillo quimiorreceptora, un área que se encuentra en el bulbo raquídeo y que conecta directamente con el centro del vómito que recibe señales del sistema nervioso vagal y entérico. Por lo tanto cuando bebemos en exceso, se producen cambios en la mucosa gastrointestinal que está inervada por el nervio vago, el cual transmite la señal al centro del vómito y a la zona gatillo quimiorreceptora, iniciando el reflejo del vómito. Los neurotransmisores implicados en el control de las náuseas y los vómitos son la acetilcolina, dopamina, histamina (receptor H-1), sustancia P (receptor NK-1) y serotonina (receptor 5-HT3) (4).

*Fisiología de los vómitos inducidos por eméticos (4).

Existen diferentes estudios que han demostrado que el sistema endocannabinoide tiene un papel regulador en las náuseas y los vómitos, tanto en animales como en humanos. La activación del receptor CB1 parece suprimir el vómito inducido por un tóxico emético, por el contrario si bloqueamos este receptor cannabinoide se promueve el vómito. El cannabidiol (CBD) suprime las náuseas y los vómitos dentro de un rango de dosis limitado. Este efecto antiemético podría estar mediado por la activación indirecta de los receptores 5-HT1A en el sistema nervioso. La activación de estos receptores reduce la liberación de serotonina (5-HT) en la zona gatillo, evitando la activación del receptor 5-HT3 antes mencionado. La investigación preclínica indica que los cannabinoides, incluido el CBD, pueden ser efectivos clínicamente para tratar las náuseas y los vómitos inducidos por la quimioterapia u otros tratamientos. Por lo tanto existe evidencia que nos explica como el CBD podría ayudar en náuseas y vómitos, siendo de ayuda en caso de sufrirlas durante una resaca, ya que como ya sabemos este carece de efectos psicoactivos (5).

¿Puede el CBD ofrecer ayuda para la deshidratación?

Como hemos visto antes el alcohol puede producir deshidratación, ya que se puede eliminar a nivel renal un mayor contenido de agua en la orina. Esto da como resultado algunos de los síntomas de la resaca más típicos como sequedad de boca, dolor de cabeza y cansancio. El CBD en este caso no tiene ninguna utilidad o evidencia demostrada para evitar la deshidratación producida por el alcohol. La única manera de poder paliar esta consecuencia directa del alcohol sería mediante el consumo de agua antes, durante y después del consumo de bebidas alcohólicas.

¿Puede el CBD ofrecer ayuda para regular los niveles de azúcar en la sangre?

Cuando consumimos bebidas alcohólicas, acompañadas muchas veces de bebidas azucaradas, en el páncreas se segrega la hormona insulina. Esta hormona se encarga del transporte y metabolismo del azúcar (glucosa) en sangre, para que sea usado como fuente de energía por los órganos y tejidos. Una vez se produce esto, los niveles de glucosa en sangre caen y se debe liberar la glucosa almacenada en el hígado (glucógeno), pero este proceso se ve inhibido por el metabolismo del alcohol produciendo así la hipoglucemia anteriormente mencionada (6).

El CBD ha sido objeto de estudio en la diabetes, enfermedad en la que la glucosa no puede ser transportada y/o metabolizada por la insulina. En la mayoría de estudios el CBD mejoró la incidencia y progresión de la enfermedad. Siendo especialmente útiles en el dolor asociado, la inflamación del páncreas, la inflamación de la retina y los daños  cardiovasculares que se producen por los niveles elevados de glucosa en sangre a largo plazo. No obstante, no se conoce muy bien el mecanismo por el cual se podría regular los niveles de glucosa y/o insulina en sangre, aunque se cree que podría ser mediante los receptores CB1, CB2, GPR55 y GPR119. Los datos pueden ser prometedores, pero actualmente solo son indicios y datos hallados en animales, por lo tanto debe investigarse mucho más para poder afirmarlo. Esto nos empuja a decir que aunque el CBD pueda tener indicios de regular los niveles de azúcar en sangre, probablemente no nos sea útil en este aspecto durante una resaca (7).

Consejos adicionales para prevenir las resacas

  • Hidrátate bien antes, durante y después del consumo de bebidas alcohólicas.
  • Consume alimentos ricos en hidratos de carbono complejos o sin azúcar añadido y ricos en proteínas, especialmente durante y después de beber alcohol.
  • Evita las bebidas alcohólicas reposadas o añejas que puedan contener congéneres para no acentuar la resaca.
  • El uso de antiácidos no sistémicos pueden ayudar tras el consumo de alcohol para evitar el daño en la mucosa del estómago.
  • Intenta descansar el máximo de horas posible, pudiendo añadir un complemento con melatonina, triptófano y/o vitamina B6 antes de acostarte para mejorar la calidad del sueño.
¿Realmente puede el CBD ayudar con los síntomas de la resaca?

El aceite de CBD podría ayudarnos para algunos síntomas de la resaca, especialmente para las náuseas, pero también para mejorar nuestra calidad del sueño y poder descansar mejor. El resto de síntomas suelen ser producto de la deshidratación o del metabolismo de la glucosa, y ahí no puede hacer mucho por nosotros.

Bibliografía:

  1. https://contusalud.com/website/folder/sepa_sigsintomas_veisalgia.htm
  2. https://www.niaaa.nih.gov/publications/brochures-and-fact-sheets/resaca
  3. https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000968.htm#:~:text=Cuando%20usted%20toma%20alcohol%2C%20su,az%C3%BAcar%20en%20sangre%20(hipoglicemia)
  4. M. Carretero; Náuseas inducidas por quimioterapia emetógena. Prevención y tratamiento. OFFARM. Vol. 27. Núm. 1 77-80 (Enero 2008)
  5. Linda A Parker Et al. Regulation of nausea and vomiting by cannabinoids. British journal of Pharmacology. Vol. 163. Issue 7. p.1411-1422 (December 2010)
  6. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000386.htm#:~:text=Es%20una%20afecci%C3%B3n%20que%20ocurre,en%20la%20sangre%20es%20hipoglucemia
  7. https://www.fundacion-canna.es/cannabinoides-y-diabetes
Xavier Conde (Autor)

 

Xavier Conde (Barcelona, España) es un farmacéutico, técnico de laboratorio y ortopedista. Después de estudiar formación profesional se dedicó un tiempo a los análisis clínicos en el laboratorio de la clínica del Pilar-Sant Jordi (Barcelona), hasta que decidió empezar sus estudios universitarios en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona.

SABER MÁS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Leave a Reply

Únete a nuestra newsletter y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Tu carrito
Your cart is emptyReturn to Shop