Suscríbete y recibe un 10% en tu primera compra

0 0,00

¿Son compatibles el CBD y los antidepresivos?

Las preguntas relacionadas con los medicamentos son muy habituales entre los consumidores de CBD. En este artículo te mostramos lo que dice la literatura científica al respecto.

¿Son compatibles el CBD y los antidepresivos?
Tardarás en leer este post tan solo 11 min

El cannabidiol (CBD) es una sustancia química de origen no sintético que se encuentra presente en la planta de marihuana (Cannabis sativa). A diferencia de otros compuestos presentes en esta planta, como el tetrahidrocannabinol (THC), el CBD carece de efectos psicoactivos conocidos. Suele presentarse en forma de aceite para uso tópico o bucal, aunque también forma parte de cremas, ungüentos, líquidos vaporizados y cápsulas blandas. Está presente en medicamentos, alimentos, bebidas y cosméticos.

Actualmente solo hay un medicamento a base de aceite de CBD aprobado por la FDA (agencia reguladora americana) para el tratamiento de ciertos tipos de epilepsia, no obstante se estudia para el tratamiento de múltiples afecciones como el párkinson, la diabetes, la esclerosis múltiple, la ansiedad o el insomnio (1).

¿Cuáles son los beneficios de utilizar CBD?

El CBD fue aislado por primera vez del Cannabis en 1940, y desafortunadamente no se consideró en el momento como una molécula con actividad farmacológica, centrándose casi todas las investigaciones de entonces en el THC ya que era el que presentaba psicoactividad. Posteriormente se descubrió que el CBD posee actividad farmacológica al unirse a ciertos receptores involucrados en el control de la inflamación. Los efectos sobre la inflamación del CBD podrían aportar grandes beneficios en diversas patologías como la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide (2). 

También se han llevado a cabo investigaciones en el campo de la neuropsiquiatría, ofreciendo datos prometedores en el tratamiento de la epilepsia, drogodependencias, esquizofrenia, estrés postraumático, ansiedad, insomnio y párkinson. Existen también estudios que lo relacionan con un posible efecto analgésico, lo que le otorgaría también un beneficio en el tratamiento del dolor crónico. No obstante, por el momento solo existen ciertos indicios y se requiere de estudios y ensayos que profundicen más sobre ello (3 y 4).

Además, se ha podido demostrar su efecto como antiemético, mejorando las náuseas asociadas a la quimioterapia y otorgándole así ciertos beneficios sobre el sistema digestivo. Al carecer de efectos psicoactivos y no producir tolerancia o generar dependencia lo convierten en un posible aliado para múltiples patologías, de las cuales se ha investigado y se investiga mucho actualmente (5 y 6).

¿Qué son los antidepresivos?

Los antidepresivos son medicamentos prescritos para tratar la depresión. La depresión es una enfermedad grave y muy común que afecta al estado de ánimo y la salud mental en general. Puede producir síntomas como cansancio, desesperación, preocupación constante, miedo, lentitud para hablar o razonar, sentimiento de culpa, irritabilidad e incluso problemas físicos como dolores de espalda o de cabeza. Cuando alguien sufre depresión puede cambiar completamente la manera en la que interactúa socialmente, llegando a pensar, dormir o incluso alimentarse muy diferente a como lo hacía antes. Esto puede producir insomnio o somnolencia, y también da lugar a la pérdida o el aumento de peso. En algunos casos la depresión puede llevar a que quien la padezca quiera acabar con su vida, sintiendo que no vale la pena vivir. Cuando hablamos de depresión no se trata de una tristeza pasajera, no te puedes recuperar de la noche a la mañana y suele requerir un tratamiento a largo plazo (7 y 8). 

Los antidepresivos pueden ayudar a tratar la depresión, juntamente con la terapia psicológica. Además de ser prescritos para la depresión también son utilizados en otras patologías como la ansiedad, el dolor crónico, la impotencia sexual o el insomnio. Existen diferentes tipos de antidepresivos entre los que podemos destacar los más utilizados en la actualidad:

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como la sertralina, la paroxetina o el citalopram.

Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN), como la venlafaxina o la duloxetina.

Antidepresivos atípicos que son más nuevos y no pueden ser clasificados como la vortioxetina o la trazodona. 

Antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos como la amitriptilina o la doxepina, que presenta menor uso para el tratamiento de la depresión debido a su bajo perfil de seguridad en comparación con los ISRS. 

En general los antidepresivos compensan el desequilibrio químico que suele producirse durante la depresión o algunas patologías asociadas, aumentando o mejorando la acción de los neurotransmisores involucrados en el estado de ánimo (serotonina,norepinefrina y dopamina). No obstante siempre se suele acompañar de otro tipo de terapia de apoyo, ya que no solucionan el origen de la depresión, la ansiedad, el dolor o el insomnio (7,8 y 9). 

¿Se puede tomar CBD con antidepresivos?¿Cómo interactúa el CBD con los antidepresivos?

Para poder evaluar la seguridad en la toma de CBD junto con otros medicamentos debemos conocer cómo pueden interaccionar estos, ya que existen dos tipos de interacciones medicamentosas: las farmacocinéticas y las farmacodinámicas. Las interacciones farmacocinéticas hacen referencia a como un medicamento o sustancia puede influir en el organismo para que este lo asimile, distribuya y lo elimine. Esto quiere decir que es posible que un medicamento aumente o disminuya el efecto farmacológico de otro al disminuir su eliminación o impedir su absorción. Los medicamentos suelen eliminarse tras ser metabolizados en el hígado, y esto suele producirse por un conjunto de enzimas (un tipo de proteínas) llamadas citocromo P450. El CBD podría cambiar la rapidez con que el hígado descompone estos medicamentos al interaccionar con este conjunto de enzimas. Esto podría cambiar los efectos farmacológicos y los efectos secundarios de estos medicamentos. Existen varios medicamentos afectados por este tipo de interacción, en el caso de los antidepresivos encontramos: la duloxetina, el bupropión y la venlafaxina. Por otro lado existen medicamentos que pueden inhibir el metabolismo del CBD, al cambiar el tiempo en el que el hígado lo metaboliza, dando lugar a mayor efecto farmacológico de este y mayor riesgo de efectos secundarios. En el caso de los antidepresivos encontramos: la fluoxetina y la fluvoxamina. A pesar de estas interacciones teóricas no existen estudios que nos muestren un efecto directo fruto de estas interacciones, por lo tanto solo se pueden hacer conjeturas teóricas (10 y 11).

Como hemos visto antes, también existen las interacciones farmacodinámicas en las que dos medicamentos interaccionan por tener efectos contrarios o efectos muy similares. Para poder entenderlo pondremos como ejemplo el mismo CBD, que como ya sabemos podría tener efectos sedantes o hipnóticos, mejorando la ansiedad o el insomnio. No obstante, al tomarlo junto con medicamentos que producen efectos similares, se podría dar un exceso de somnolencia. En el caso de los antidepresivos es probable que den somnolencia, ya que algunos de los más usados como la sertralina, el citalopram o la fluoxetina acostumbran a producir este efecto. Ante este tipo de interacciones debemos tener mucha precaución ya que se podría ver afectada la capacidad de conducción o de manejar maquinaria pesada, dando lugar a accidentes graves (7 y 10).

¿Existe algún efecto perjudicial derivado de su uso combinado?

El uso de CBD con antidepresivos será probablemente seguro, no obstante debemos tener en cuenta todo lo que hemos mencionado anteriormente, las interacciones medicamentosas más relevantes serían las farmacodinámicas en este caso, ya que el resto de interacciones son teóricas y realmente no se han registrado datos clínicos. Por lo tanto sería conveniente espaciar la toma del CBD junto con los antidepresivos para evitar potenciar los efectos hipnóticos y sedantes de algunos antidepresivos. Siempre se debe empezar con la dosis mínima eficaz de CBD y subirla gradualmente conforme transcurran las semanas hasta encontrar el efecto esperado, y nunca fuera del margen terapéutico. Si existen efectos depresores importantes, como exceso de somnolencia o respiración lenta debemos reducir la dosis de CBD o dejar de tomarlo para evitar accidentes derivados de estos. En cualquier caso los antidepresivos más habituales no suelen dar efectos depresores del sistema nervioso central a dosis terapéuticas, siendo raro que se den problemas del uso concomitante.

¿Se debe regular la dosis de medicamento y de CBD en caso de combinarlos?

Como hemos visto antes, al interactuar con algunos antidepresivos  existen interacciones farmacocinéticas teóricas que podrían afectar al metabolismo del CBD o del medicamento en cuestión. Esto en teoría podría dar lugar en algunos casos a la necesidad de un ajuste en la posología para evitar efectos secundarios indeseados. No obstante, al haber solo datos teóricos no sabemos realmente cómo se debería hacer ese ajuste posológico y si realmente es necesario. Por lo tanto, lo mejor sería siempre consultar ante cualquier duda que pueda surgir al especialista en cuestión que sería el psiquiatra. El debe valorar el riesgo del uso concomitante de CBD y ciertos antidepresivos, a pesar de no haber estudios que valoren la importancia clínica de estas interacciones (11).

Bibliografía:

  1. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/consumer-health/expert-answers/is-cbd-safe-and-effective/faq-20446700
  2. Burstein S. Cannabidiol (CBD) and its analogs: a review of their effects on inflammation. Bioorg Med Chem. 2015 Apr 1;23(7):1377-85. doi: 10.1016/j.bmc.2015.01.059. Epub 2015 Feb 7. PMID: 25703248.
  3. Crippa JA, Guimarães FS, Campos AC, Zuardi AW. Translational Investigation of the Therapeutic Potential of Cannabidiol (CBD): Toward a New Age. Front Immunol. 2018 Sep 21;9:2009. doi: 10.3389/fimmu.2018.02009. PMID: 30298064; PMCID: PMC6161644.
  4. Boyaji S, Merkow J, Elman RNM, Kaye AD, Yong RJ, Urman RD. The Role of Cannabidiol (CBD) in Chronic Pain Management: An Assessment of Current Evidence. Curr Pain Headache Rep. 2020 Jan 24;24(2):4. doi: 10.1007/s11916-020-0835-4. PMID: 31980957.
  5. Smith LA, Azariah F, Lavender VTC, Stoner NS, Bettiol S. Cannabinoids for nausea and vomiting in adults with cancer receiving chemotherapy. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015, Issue 11. Art. No.: CD009464. DOI: 10.1002/14651858.CD009464.pub2.
  6. Grimison P, Mersiades A, Kirby A, Lintzeris N, Morton R, Haber P, Olver I, Walsh A, McGregor I, Cheung Y, Tognela A, Hahn C, Briscoe K, Aghmesheh M, Fox P, Abdi E, Clarke S, Della-Fiorentina S, Shannon J, Gedye C, Begbie S, Simes J, Stockler M. Oral THC:CBD cannabis extract for refractory chemotherapy-induced nausea and vomiting: a randomised, placebo-controlled, phase II crossover trial. Ann Oncol. 2020 Nov;31(11):1553-1560. doi: 10.1016/j.annonc.2020.07.020. Epub 2020 Aug 13. PMID: 32801017.
  7. https://medlineplus.gov/spanish/antidepressants.html
  8. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/depression/symptoms-causes/syc-20356007
  9. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/depression/in-depth/antidepressants/art-20046983
  10. https://www.sefh.es/sefhjornadas/33_01Manejo_practico_de_las_interacciones.pdf
  11. FICHA TECNICA EPIDYOLEX 100 MG/ML SOLUCION ORALl; CIMA; AEMPS
Xavier Conde (Autor)

 

Xavier Conde (Barcelona, España) es un farmacéutico, técnico de laboratorio y ortopedista. Después de estudiar formación profesional se dedicó un tiempo a los análisis clínicos en el laboratorio de la clínica del Pilar-Sant Jordi (Barcelona), hasta que decidió empezar sus estudios universitarios en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona.

SABER MÁS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Leave a Reply

Únete a nuestra newsletter y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Tu carrito
Your cart is emptyReturn to Shop