ENVÍOS GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A 40€

0 0,00

Cómo combatir la piel seca con CBD

La piel seca es cada vez más común y requiere de unos cuidados especiales. En este artículo te explicaremos las características de este tipo de piel, las pautas que hay que seguir para su cuidado y los beneficios que presenta el cannabidiol (CBD) para mantener controlada su sintomatología.

Cómo combatir la piel seca con CBD
Tardarás en leer este post tan solo 17 min

Mantener la piel en buen estado se ha convertido en una batalla constante a lo largo de nuestra vida, sobre todo en una sociedad que cada vez rinde más culto a la belleza. Muchas personas padecen de piel seca y tienen que lidiar diariamente con una serie de factores que incrementan aún más los síntomas de esta piel. Por ello, es muy importante llevar unos buenos hábitos de cuidado, ser constantes y utilizar los cosméticos adecuados para que la piel luzca sana y se eviten posibles complicaciones.

Hablar de piel seca es hablar de un tipo de piel en particular. Se trata de una condición permanente que presenta síntomas de tirantez en rostro y cuerpo, y cuya causa principal es una anomalía en la barrera cutánea. Se define como una piel con una “apariencia seca”, es delgada y áspera, y puede llegar a presentar enrojecimiento.

Características de la piel seca

La piel seca (nombre médico: xerosis) se caracteriza por la ausencia de agua y lípidos en la capa externa de la piel (epidermis). A diferencia de la piel deshidratada, la piel seca o muy seca es una condición crónica que se debe a una disfunción de carácter genético y es considerada un tipo de piel como la piel mixta y grasa. También es importante destacar que esta sequedad puede ser innata (genética) o adquirida por una serie de factores externos.

La superficie de la piel sana está protegida de manera natural por un film hidrolipídico que está formado por agua y lípidos (sebo). Esta barrera impermeable actúa como una defensa de la piel ante las agresiones externas y previene la pérdida de agua. Cuando se rompe el equilibrio entre la cantidad de agua y lípidos, la función barrera no puede llevarse a cabo de manera eficaz y empiezan a aparecer los síntomas de la piel seca tales como tirantez, picor, descamación e incluso enrojecimiento y ardor.

A diferencia de la piel deshidratada, la piel seca o muy seca es una condición crónica que se debe a una disfunción de carácter genético y es considerada un tipo de piel como la piel mixta y grasa.

El defecto de una piel seca reside en el mecanismo de descamación del estrato córneo de la epidermis. En una piel normal, el “cemento” glicoproteína-lipoproteína que sostiene la capa superficial de escamas degenera completamente, por lo que las escamas se desprenden individualmente y de forma invisible. 

En una piel seca, el cemento no degenera completamente y la superficie de las escamas tiende a “mantenerse”. La deficiencia de lípidos hace que la piel pierda su capacidad para retener agua y haya pérdida de humedad, lo que provoca el enrollamiento de las escamas por los bordes haciendo que la piel resulte más áspera al tacto, y de apariencia mate o apagada. Cuando las escamas se desprenden, caen formando grupos o agregados de escamas visibles, lo que se conoce como “caspa”. Todo esto contribuye a que aparezcan los síntomas típicos de la piel seca: descamación, tirantez, aspecto apagado y picor, entre otros muchos (1).

Diferencias entre una descamación en una piel normal y en una piel seca

¿Qué factores provocan la sequedad en la piel? ¿Cómo podemos prevenirla?

Como se ha mencionado anteriormente, la piel seca puede ser una condición innata con la que nace una persona, pero también puede haber ciertos factores externos que favorezcan la sequedad de la piel y que si no se controlan o no se evitan pueden cronificar el problema. Los factores más habituales son:

  • Ambientes secos: el uso del aire acondicionado y la calefacción reducen la humedad del ambiente y como consecuencia pueden resecar la piel
  • Climas fríos: cuando el clima es frío y seco, muchas personas sufren descamación y enrojecimiento en la piel, lo que se conoce como “urticaria por frío”. Esto daña mucho la piel si no se repara con activos hidratantes y emolientes.
  • Exceso de baños o exfoliaciones: tomar largas duchas o baños calientes y exfoliar demasiado la piel puede resecarla, ya que esto podría eliminar los aceites naturales que se encuentran formando parte del manto hidrolipídico de la piel.
  • Jabones y detergentes abrasivos: los jabones son emulsionantes, es decir, su función es eliminar la grasa, por lo que es importante no abusar de este tipo de productos de manera continua. De la misma manera los productos de cuidado con una alta concentración de alcohol secarán la piel y la dejarán en mal estado.
  • Tratamientos médicos: Algunas personas desarrollan una piel seca después de someterse a un tratamiento para el cáncer, recibir diálisis o tomar ciertos medicamentos que resecan la piel tales como las isotretinoínas, diuréticos y estatinas.
  • Edad: A medida que las personas envejecen, la piel se vuelve más fina y produce menos grasa, que es esencial para que la piel pueda retener el agua y evitar su evaporación.

 

Es importante cuidar muy bien este tipo de piel y prevenir, en la medida de lo posible, la aparición de los síntomas. Para ello, es muy importante tener controlados todos estos factores que ya hemos mencionado y llevar una rutina de cuidado de la piel a base de activos emolientes e hidratantes (2).

Posibles consecuencias de esta piel

Si no se controlan correctamente los síntomas y los factores que los producen, se pueden producir algunas afecciones en esta piel (2)(3)

  1. Dermatitis atópica: el exceso de sequedad puede reactivar esta enfermedad en pacientes propensos a desarrollarla. Aparecen eccemas, sarpullidos y agrietamiento en la piel. 
  2. Infecciones: la piel seca puede producir grietas y fisuras que pueden comprometer seriamente los mecanismo protectores de la piel. Esto permite que ingresen bacterias y otros microorganismos provocando posibles infecciones.
  3. Envejecimiento prematuro de la piel: una de las principales consecuencias de tener la piel seca, es la aparición temprana de arrugas. La falta de agua y de lípidos reducen la firmeza de la piel y disminuyen la síntesis de colágeno. Además, la función barrera de la piel está debilitada y es más propensa a ser agredida por factores externos que propician los signos de envejecimiento.
  4. Descamación y piel apagada: esto es uno de los principales síntomas de la piel seca. Como ya se sabe, esta piel tiene una alteración en el mecanismo de descamación, por lo que se ve áspera, apagada y sin brillo.

¿Cómo cuidar la piel seca?

La piel seca requiere que su cuidado sea minucioso y constante. Además, es importante escoger muy bien los productos cosméticos que se vayan a utilizar, ya que estos tienen que aportar agua y lípidos para reponer el déficit en la barrera hidrolipídica. Es aconsejable hacer frente a esta afección siguiendo las siguientes recomendaciones (3)

  1. La limpieza de la piel se debe realizar con jabones o limpiadores suaves que contengan propiedades humectantes para aliviar la sensación de sequedad. Se deben evitar los limpiadores hechos a base de alcohol, fragancias, colorantes, etc. Las leches limpiadoras anti-sequedad o los aceites limpiadores son ideales para prevenir la sensación de tirantez en la piel.
  2. Tras la limpieza es importante utilizar un tónico astringente suave y libre de alcohol. Lo ideal es que contenga activos calmantes y emolientes que puedan tonificar la piel y aliviar los síntomas de sequedad al mismo tiempo.
  3. El siguiente paso es el más importante de todos: hidratar la piel. La piel seca produce menos grasa natural, por lo que necesita un extra de hidratación para mantenerse sana y joven. Lo ideal es emplear cosméticos con activos humectantes (urea, ácido hialurónico…) para reponer el déficit de agua y retenerlo en el interior de la piel. Además, se deben utilizar activos emolientes (aceites, ceramidas…) para contrarrestar la falta de lípidos y reforzar la función barrera de la piel, para así evitar la pérdida de agua transepidérmica. Aportar emoliencia e hidratación a la piel reduce y calma los signos de sequedad y tirantez, por lo que este paso es fundamental para mantener la piel en buen estado y reducir la sintomatología de la afección. Para ello, hay que emplear una crema rica en emolientes y humectantes dos veces al día como mínimo y ser constantes con este paso.
  4. Otros factores que debes tener en cuenta para cuidar la piel seca, sobre todo la del rostro, es no utilizar productos que contengan alcohol y elegir bases de maquillaje fluidas, nunca compactas, porque resecan más la piel. Además, evita en la medida de lo posible, una excesiva exposición al sol y utiliza un fotoprotector con un alto SPF+.
  5. Es muy recomendable para este tipo de piel realizar una o dos veces por semana una exfoliación general, ya que esta piel tiende a descamarse y las células muertas se acumulan en la superficie obstruyendo los poros y dándole un aspecto apagado a la piel. Por ello, se recomienda utilizar un exfoliante enzimático para el rostro, ya que realiza una exfoliación suave y no daña la piel, y para el resto del cuerpo podríamos utilizar un exfoliante tipo “scrub” aplicándolo de forma suave y con masajes circulares por todas las zonas, así conseguiremos acelerar el proceso de descamación y hacer que la piel luzca con mejor aspecto y brillo.
  6. Por último, es fundamental estar bien hidratado por dentro. Hay que beber 2 litros de agua al día como mínimo para mantener en buen estado este tipo de piel, ya que sus requerimientos hídricos son mayores. Además, una buena alimentación junto con una dieta equilibrada ayuda a reforzar la barrera cutánea y la hace menos propensa a las agresiones externas.

Cosméticos de CBD para pieles secas

El cannabidiol (CBD) ha demostrado tener excelentes beneficios para tratar la piel seca y calmar sus síntomas. Como ya se ha mencionado anteriormente, la piel seca presenta principalmente un déficit de lípidos, por lo que se produce una alteración en la función barrera de la piel que provoca que ésta vaya perdiendo agua y se deshidrate. Además, la piel se descama y se agrieta presentando un aspecto apagado y sin brillo.

Es importante escoger muy bien los productos cosméticos que se vayan a utilizar, ya que estos tienen que aportar agua y lípidos para reponer el déficit en la barrera hidrolipídica.

Por ello, introducir cremas con CBD o aceite de cáñamo en la rutina de cuidado de esta piel, podría mejorar notablemente la sintomatología de la afección.

Beneficios del CBD sobre la piel seca

El CBD puede ser una buena opción para tratar la piel seca porque actúa sobre los síntomas y los factores desencadenantes de esta afección:

  1. El aceite de semillas de cáñamo contiene muy bajas concentraciones de THC (tetrahidrocannabinol) y altas concentraciones de CBD (cannabidiol), por lo que su uso por vía tópica es seguro y presenta enormes beneficios sobre la piel seca. Este aceite contiene grandes cantidades de aceites grasos poliinsaturados como el omega-3 y el omega-6, vitamina E, altas cantidades de fenoles y otros antioxidantes que restauran el manto hidrolipídico de la piel, ya que aportan emoliencia y reponen las grasas. Por ello, la piel tiende a perder menos cantidad de agua y conserva la que ya tiene debido a que el cemento intercorneocitario de la epidermis se encuentra más reforzado (4)(5).
  2. Otro de los problemas que tiene este tipo de piel es la tendencia a descamarse y a acumular células muertas en la superficie cutánea. Se ha demostrado que el CBD presenta un papel importante en la regulación de la regeneración de las células de la piel, es decir, en la renovación celular. El CBD inhibe la hiperproliferación celular por lo que actúa regulando este recambio celular mediante los receptores endocannabinoides CB1 y CB2 del SEC, por lo que se van reemplazando las células muertas de la piel por otras nuevas y se previene la acumulación excesiva de otras que pueden hacer que la piel se vea apagada y áspera. De esta manera la piel luce con más brillo y con un aspecto más sano (6)(7).
  3. Es importante destacar el papel que tiene el CBD sobre el prurito y la inflamación que a veces va acompañada de enrojecimiento de este tipo de piel. Dependiendo del grado de sequedad de la piel, a veces aparecen estos síntomas conjuntamente, pero por lo general, los signos de escozor y tirantez siempre aparecen. El cannabidiol presenta efectos calmantes ya que su unión a los receptores CB1 del SEC calman el prurito e inducen la analgesia, y también presenta efectos antiinflamatorios por lo que disminuye las rojeces asociadas con la sequedad extrema y esto lo hace uniéndose tanto al receptor CB1 como al CB2. Todo esto hace que disminuya la sensación de disconfort asociada a esta piel y favorece un mayor bienestar del paciente (8).

¿Qué cosméticos de CBD puedo utilizar?

La vía tópica es la forma de administración idónea para tratar este tipo de pieles. La forma cosmética más común es la crema, pero se ha demostrado que alternar cremas y aceites en la rutina de cuidado mejora notablemente los síntomas de la piel seca. En The Beemine Lab te ofrecemos una serie de productos indicados para este tipo de piel y que pueden resultarte muy útiles para controlar los síntomas de sequedad y tirantez. En primer lugar, destacamos el aceite de CBD al 3% que contiene ingredientes reparadores y nutritivos como los flavonoides, vitaminas, ácidos grasos y aminoácidos esenciales que le devolverán a tu piel su aspecto hidratado y nutrido, ya que refuerzan la función barrera y evitan la evaporación del agua. Podemos aplicar este aceite 2-3 veces por semana por la mañana y por la noche mediante masajes circulares por todo el rostro hasta que se absorba completamente. 

Por otro lado, destacamos el papel de las cremas de cannabidiol. La crema hidratante CBD se puede aplicar mañana y noche o alternándose con la crema revitalizante CBD que se podría utilizar solamente por las noches. Estas cremas contienen ingredientes humectantes (ácido hialurónico, agua…) y emolientes (ceramidas, miel, cera de abeja, aceite de jojoba…)  que van a restablecer el equilibrio del manto hidrolipídico y aliviarán la sensación de sequedad en la piel. Se pueden utilizar en solitario o conjuntamente con el aceite de CBD 3%, añadiendo unas 2-3 gotas de este aceite a estas cremas, o aplicándolos en días alternos para conseguir un mayor beneficio sobre la piel.

Por último, es importante destacar también la importancia de cuidar la piel del cuerpo, ya que ésta también sufre de sequedad y hay que dedicarle el mismo mimo. Para ello tenemos nuestra loción corporal CBD y miel que va a nutrir al máximo nuestra piel y se va a absorber rápido porque al tratarse de una loción no va a dejar residuo y aportará mayor confort y frescor. El mejor momento para aplicarse esta loción es justo después de la ducha, ya que los poros se encuentran abiertos y se favorecerá aún más la absorción del producto.

Bibliografía:

  1. Simons, J.V., (1999). Cosméticos, Formulación, preparación y aplicación. Londres, Inglaterra: AMV EDICIONES.
  2. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/dry-skin/symptoms-causes/syc-20353885
  3. https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000751.htm
  4. Mounessa, Jessica S. et al. “The role of cannabinoids in dermatology” Journal of the American Academy of Dermatology, Volume 77, Issue 1, 188 – 190  
  5. Tóth KF, Ádám D, Bíró T, Oláh A. “Cannabinoid Signaling in the Skin: Therapeutic Potential of the “C(ut)annabinoid” System”. Molecules. 2019;24(5):918. Published 2019 Mar 6. doi:10.3390/molecules24050918
  6. Casares L, García V, Garrido-Rodríguez M, et al. “Cannabidiol induces antioxidant pathways in keratinocytes by targeting BACH1”. Redox Biol. 2020;28:101321. doi:10.1016/j.redox.2019.101321
  7. Wilkinson JD, Williamson EM. Cannabinoids inhibit human keratinocyte proliferation through a non-CB1/CB2 mechanism and have a potential therapeutic value in the treatment of psoriasis. J Dermatol Sci. 2007 Feb;45(2):87-92. doi: 10.1016/j.jdermsci.2006.10.009. Epub 2006 Dec 6. PMID: 17157480.
  8. Avila C, Massick S, Kaffenberger BH, Kwatra SG, Bechtel M, Cannabinoids for the Treatment of Chronic Pruritus: A Review, Journal of the American Academy of Dermatology (2020), doi: https://doi.org/10.1016/j.jaad.2020.01.036.
Sara Elián Elías (Autor)

Sara Elian (Madrid, España) es graduada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid y con una sólida formación en dermocosmética y formulación de productos cosméticos por la academia AMIR.

SABER MÁS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Leave a Reply

Únete a nuestra newsletter y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Tu carrito
Your cart is emptyReturn to Shop