Suscríbete y recibe un 10% en tu primera compra

0 0,00

Así se acelera la recuperación muscular con CBD

Una buena recuperación muscular es clave para seguir avanzando en nuestros objetivos saludables. Descubre en este artículo cómo acelerar tu recuperación con la cosmética CBD tras el ejercicio ante las contracturas, calambres y otros dolores.

Así se acelera la recuperación muscular con CBD
Tardarás en leer este post tan solo 12 min

Practicar ejercicio físico es una de las mejores recomendaciones para mantener el cuerpo en buena salud y muchas personas practican algún tipo de deporte y/o trabajo físico de forma esporádica o regular.

No obstante, el ejercicio y el trabajo físico comportan cierto grado de desgaste o estrés muscular momentáneo que se nota como sensación de dolor y fastidio al tacto y durante el movimiento (ácido láctico), fatiga y cansancio.

Lo que ocurre es que el trabajo físico continuado provoca pequeños daños al sístema músculo-esquelético y en particular a las fibras musculares, las cuales se inflaman provocando a su vez una respuesta antiinflamatoria del organismo, en lo que se conoce como EIMD (Exercise Induced Muscle Damage).

Hay que poner en evidencia que la respuesta antiinflamatoria del organismo es fundamental para reparar, regenerar y adaptar el músculo para facilitar su crecimiento (1).

Esto es muy importante en los entrenamientos profesionales, donde hay que desarrollar y mantener una masa muscular importante para conseguir o mantener ciertos niveles de performance.

Aunque el proceso inflamatorio de recuperación es positivo en cierto grado, su exceso puede provocar algunos síntomas como calambres, contracturas y un tipo de dolor muscular tardío conocido como DOMS (Delayed Onset Muscle Soreness).

Las personas que están sometidas a esfuerzo físico intenso de forma regular corren el riesgo de estar sometidas de forma constante a procesos inflamatorios y a un dolor que puede volverse crónico.

Normalmente para contener la respuesta inflamatoria y facilitar la recuperación muscular se puede aplicar frío (normalmente hielo) o presión sobre los músculos o utilizar fármacos antiinflamatorios, los cuales, pero dificultarían el proceso de adaptación y consecuente crecimiento del músculo (3). También hay que mencionar la importancia fundamental de una buena calidad de sueño, momento en el cual el proceso de recuperación es máximo.

Actualmente, gracias sobre todo a sus propiedades antiinflamatorias y relajantes, el CBD representa una alternativa válida para facilitar la recuperación muscular, tanto que en 2018 se ha retirado de la Lista de Sustancias Prohibidas en el Deporte.

Efectos del CBD en la recuperación muscular y de lesiones

El CBD puede ser de gran ayuda para facilitar la recuperación muscular sobre todo por su importante propiedad antiinflamatoria, gracias a la cual se modulan los mecanismos inflamatorios del organismo desde los primeros momentos después de la toma, ayudando de esta forma a prevenir los síntomas post-actividad y favorecer una recuperación más rápida (8) (9) (10)

Este efecto puede ser beneficioso también en caso de haber sufrido un desgarre muscular o una lesión en una parte del sistema músculo-esquelético tal como los músculos, los huesos (4) o en tendones y articulaciones (de hecho existen numerosos estudios acerca de sus beneficios para la artrosis). En este caso el CBD podría ayudar tanto a nivel sintomático (facilitando la relajación y el alivio del dolor) como a nivel curativo, facilitando los procesos de recuperación en particular de los huesos (4) y de la piel (11).

Pero sobre todo, los productos con derivados de CBD pueden ser beneficiosos para deportistas, concretamente en aquellas disciplinas que requieren contacto o un especial enfoque en la creación de masa muscular (boxeo, kárate, culturismo, etc.).

Vamos a evidenciar los diferentes mecanismos a través del cual el CBD se involucra en el ciclo de recuperación:

1 – Efecto antiinflamatorio: modula la respuesta inflamatoria y del sistema inmunitario para que sea más rápida y eficaz y prevenir su exceso o defecto.

2 – Efecto analgésico: modula los canales de propagación del dolor, gracias a su actividad sobre los receptores TRPV.

3 – Efecto relajante: reduce la tensión muscular para facilitar el descanso y prevenir contracturas y calambres.

4 – Efecto sedante: facilita el descanso gracias a su efecto hipotensor y relajante tanto a nivel físico como mental, ayudando a mejorar la calidad del sueño.

5 – Efecto neuroprotector / antioxidante: reduce el estrés oxidativo y favorece las funciones neurológicas.

6 – Efecto sobre los huesos: ayuda a mejorar la estructura ósea y la recuperación de posibles fracturas. (4)

7 – Reparación de tejidos de la piel: ayuda a hacer frente a inflamaciones o heridas favoreciendo la regeneración de los tejidos. (11)

8 – Efecto sobre el Sistema Endocannabinoide: estimula la actividad del sistema endocannabinoide, favoreciendo la respuesta natural del organismo a una situación de estrés y todos sus mecanismos fisiológicos y psicológicos. (link SEC)

Así afecta el CBD a la recuperación muscular ¿efectivo?

(2)(3)(8)(9)(10)

Gracias a sus propiedades el CBD se puede utilizar tanto para la recuperación muscular después de la actividad como también a nivel preventivo, para que el desgaste físico y la consecuente respuesta inflamatoria puedan ser de menor grado.

Actualmente existen pocos estudios específicos sobre humanos y actividad física los cuales no evidencian ningún efecto específico. (5)(6) 

No obstante, el CBD es utilizado en los deportistas, sobre todo en las actividades que requieren altos niveles de fuerza y resistencia, ya que está demostrado su efecto antiinflamatorio el cual se muestra eficaz desde los primeros momentos después de la toma. (10)

En una encuesta realizada a jugadores de rugby en Inglaterra, se ha podido observar que el 26% había utilizado CBD, subiendo hasta el 40% entre los mayores de 28 años; de estos, un 80% lo ha utilizado para mejorar el sueño, el dolor y la recuperación muscular. (7)

Casos que se pueden tratar con CBD

Todos los padecimientos leves relacionados con dolor e inflamación, tal como esguinces, contusiones, contracturas, calambres y/o con problemas de descanso y relajación.

También para todas las personas que de forma regular o más esporádica realizan trabajos físicos, como los deportistas. En este caso se podría utilizar el CBD tanto para favorecer la recuperación como a nivel preventivo.

Casos que no se puede tratar

Todos los padecimientos graves o aquellos que requieren atención médica tal como desgarros musculares, luxaciones y lesiones. En estos casos el CBD puede formar parte del tratamiento para favorecer la recuperación y aliviar la sintomatología, pero no puede representar la única opción.

Precauciones

Si utilizas otros medicamentos, anticonceptivos o padeces de problemas cardiacos o hepáticos debes consultar con un especialista para evitar posibles interacciones o problemas derivados del uso de CBD de forma interna.

Para más información consulta nuestro artículo sobre CBD y medicamentos o nuestro artículo para entender la dosificación y los beneficios del CBD


Efectos secundarios

Los efectos secundarios del CBD por suerte son de intensidad media-leve y desaparecen una vez dejamos de administrar el producto o reducimos la dosis. Entre ellos, los asociados al uso abusivo de Cannabis: Sequedad en la boca, estreñimiento, cansancio, mareos, etc. 

Para más información consulta nuestro artículo sobre CBD y efectos secundarios

El mejor CBD para la recuperación muscular

Para facilitar la recuperación muscular se puede utilizar el CBD por vía interna (no regulada en UE) o externa, pudiendo combinar las dos formas a ser posible.

A través de la vía interna el efecto es sistémico, por lo tanto representaría la mejor opción para facilitar la recuperación. En particular, a través de la vía sublingual/ingerida el efecto sería más estable y duradero, mientras que para hacer frente a síntomas agudos como dolores y calambres se podría utilizar la vía inhalada, cuyo efecto es máximo e inmediato.

Al utilizar la vía tópica el efecto se concentra en el área de aplicación, pudiendo representar una buena opción para potenciar los efectos del CBD en partes del cuerpo específicas tal como las extremidades. También es recomendable utilizar la vía tópica para heridas e inflamaciones de la piel.

Cómo usar aceite de CBD para la recuperación muscular

  • Vía interna: En EEUU, Suiza o Canadá se utiliza la forma sublingual en vez de la ingerida para evitar posibles interacciones y facilitar la estabilidad del efecto. Al utilizarlo en forma preventiva o en caso de actividad ligera se recomienda utilizar el aceite 2 o 3 veces al día, mientras que para hacer frente a las consecuencias de un ejercicio intenso y constante se podría utilizar 3 o 4 veces según la valoración del efecto. Siempre es recomendable empezar con una dosis baja (1-2 gotas) y subir gradualmente cada 2-3 días hasta encontrar un efecto satisfactorio.
  • Vía externa: De momento en el resto de Europa podemos usar de forma preventiva productos tópicos (bálsamos, cremas, aceites de cbd) de baja concentración 2-3 veces por día, especialmente antes de realizar la actividad. En cambio, para hacer frente a los síntomas post-actividad es recomendable utilizar productos más concentrados hasta 4-5 veces por día.

Conclusión: ¿Funciona o no? ¿Es seguro?

Teniendo en cuenta los testimonios de deportistas como Aritz Aranburu o Maria Hidalgo  además de la evidencia acumulada el CBD podría ser otra forma de cuidar de nuestro cuerpo, prevenir y tratar las lesiones musculares o articulares. Su seguridad está avalada por la OMS, que en su informe concluye que tiene un gran interés para el uso terapéutico, ya que no llega a ser tóxico ni usando grandes cantidades. 

Por otra parte carece de los efectos psicotico-miméticos relacionados con el THC que podrían generar algún tipo de falta de coordinación que derivara en una lesión, al contrario, sus efectos ansiolíticos permitirían reducir el estrés y proporcionar estados de concentración que favorecen la actividad deportiva. 

Bibliografía:

1 – Fatouros, I., & Jamurtas, A. (2016). Insights into the molecular etiology of exercise-induced inflammation: opportunities for optimizing performance. Journal of Inflammation Research, 9, 175 – 186.

2 – McCartney, D., Benson, M.J., Desbrow, B. et al. Cannabidiol and Sports Performance: a Narrative Review of Relevant Evidence and Recommendations for Future Research. Sports Med – Open 6, 27 (2020). https://sportsmedicine-open.springeropen.com/articles/10.1186/s40798-020-00251-0

3 – Langer, H. T., Mossakowski, A. A., Pathak, S., Mascal, M. J., & Baar, K. (2021). Cannabidiol does not impair anabolic signaling following eccentric contractions in rats. International journal of sport nutrition and exercise metabolism, 31(2), 93-100. https://journals.humankinetics.com/view/journals/ijsnem/31/2/article-p93.xml

4 – Kogan NM, Melamed E, Wasserman E, et al. Cannabidiol, a Major Non-Psychotropic Cannabis Constituent Enhances Fracture Healing and Stimulates Lysyl Hydroxylase Activity in Osteoblasts. Journal of Bone and Mineral Research : the Official Journal of the American Society for Bone and Mineral Research. 2015 Oct;30(10):1905-1913. DOI: 10.1002/jbmr.2513.

5 – Cruz, Candelaria. (2020). The effects of Cannabidiol (CBD) on Perceived Muscle Soreness, Inflammation, and Performance after Bouts of Eccentric Exercise of the Elbow Flexors. 

6 – Cochrane-Snyman KC, Cruz C, Morales J, Coles M. The Effects of Cannabidiol Oil on Noninvasive Measures of Muscle Damage in Men. Medicine and Science in Sports and Exercise. 2021 Jul;53(7):1460-1472. DOI: 10.1249/mss.0000000000002606.

7 – Kasper, A.M., Sparks, S.A., Hooks, M.C., Skeer, M., Webb, B., Nia, H., Morton, J., & Close, G. (2020). High Prevalence of Cannabidiol Use Within Male Professional Rugby Union and League Players: A Quest for Pain Relief and Enhanced Recovery. International journal of sport nutrition and exercise metabolism, 1-8 .

8 – Pellati, Federica & Borgonetti, Vittoria & Brighenti, Virginia & Biagi, Marco & Benvenuti, Stefania & Corsi, Lorenzo. (2018). Cannabis sativa L. and Nonpsychoactive Cannabinoids: Their Chemistry and Role against Oxidative Stress, Inflammation, and Cancer. BioMed Research International. 2018. 1-15. 10.1155/2018/1691428. 

9 – Burstein S. Cannabidiol (CBD) and its analogs: a review of their effects on inflammation. Bioorganic & Medicinal Chemistry. 2015 Apr;23(7):1377-1385. DOI: 10.1016/j.bmc.2015.01.059.

10 – Hobbs, Jack & Vazquez, Allegra & Remijan, Nicholas & Trotter, Roxanne & McMillan, Thomas & Freedman, Kimberly & Wei, Yuren & Woelfel, Keith & Arnold, Olivia & Wolfe, Lisa & Johnson, Sarah & Weir, Tiffany. (2020). Evaluation of pharmacokinetics and acute anti?inflammatory potential of two oral cannabidiol preparations in healthy adults. Phytotherapy Research. 34. 10.1002/ptr.6651. 

11 – Sangiovanni, E., Fumagalli, M., Pacchetti, B., Piazza, S., Magnavacca, A., Khalilpour, S., Melzi, G., Martinelli, G., & Dell’Agli, M. (2019). Cannabis sativa L. extract and cannabidiol inhibit in vitro mediators of skin inflammation and wound injury. Phytotherapy research : PTR, 33(8), 2083–2093. https://doi.org/10.1002/ptr.6400

Tommaso Bruscolini (Autor)

Tommaso Bruscolini (Rimini, Italia) es un neuropsicólogo y fitoterapeuta que reside en Barcelona donde lleva su consulta privada desde 2014, de forma tanto presencial como online, donde se dedica a formular y producir diferentes preparados con todo tipo de planta medicinal, además de efectuar recomendaciones personalizadas.

SABER MÁS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Leave a Reply

Únete a nuestra newsletter y recibe un 10% de descuento en tu primer pedido
Tu carrito
Your cart is emptyReturn to Shop